lunes, 9 de abril de 2012

Siento recordaros que se acabaron las fiestas de Semana Santa.
Deseo que tengáis las pilas cargadas hasta las próximas.
Observad que escribo en negro, pues es debido a que hoy no se porque no puedo cambiar el color, pero hoy el color os dejo que lo pongáis vosotros, el mío hoy es de felicidad, rojo intenso.
He pasado unos días en la playa con mis seres más queridos, a los que ADORO.
Adoro a mis padres, por ellos principalmente hemos hecho este viaje, a mamá le encantan los hoteles, eso de que se lo den todo hecho, le hace como a la mayoría de las mujeres, cambiar de cara y mostrarse feliz, se olvida de sus achaques de la edad y sonrie mucho, esto a mi , verlos felices, me llena de una paz interior. Me gustaría que cuando me faltasen, no me quedase la más minima duda de que he hecho todo lo que ha estado a mi alcance para hacerlos felices, ellos se lo merecen todo y en ocasiones, tengo la sensación de que no les digo lo suficiente, lo que los quiero.                                                      
Tengo que reconocer que me encanta querer y demostrarlo creo que es de las mejores cosas que se pueden hacer en esta vida.                                            
Un inciso para decir, ( no se que co….pasa que ahora no me escribe bien )
Confesado de nuevo que soy una mujer que basa su vida en su parte emocional,” que si su vida emocional va bien”, todo va bien, eso quiere decir que estoy en una buena etapa de mí vida.                                                                              
                                      He dado con una tecla que parecia que me arreglaba esto que me esta pasando, pero no.¿ Se nota  que de ordenadores entiendo poco?  Esto cada vez va peor, creo que el ordenador se me ha cabreado por las vacaciones que me he tomado y no lo he tocado, creo que me ha echado de menos, pobrecillo me quiere y no puede pasar sin notar mis dulces dedos sobre él. Parece que estoy hablando de un amante jajaja.     Bueno seguire para ver si me perdona y se pone bien.
Os contare que me he pegado un atracón de las comidas típicas de estos días y sin olvidar las famosas torrijas, que me dio por hacer una día a las 10 de la noche, que por cierto me salieron bastante buenas, pero que ni os cuento lo que engordan y donde van a parar ( al pompis ) claro esta. Pero no pasa nada en la vida una se tiene que dar de vez en cuando algún caprichito, de lo que sea y si te pasas, pues se sabe cual es la solución hacer unos días de bondad.
De todos modos, creo que de no ser en contra de la salud, los caprichitos son los que nos dan felicidad. Quien me puede negar, lo que anima una simple onza de chocolate en un momento de bajón, o irse de compras aunque sea una minima cosa, como una camiseta, un día de depre o una cenita con tu chico en un buen restaurante  y pasar de la crisis, aunque el resto de la semana te la tengas que pasar a lechuga y tortilla francesa. Pues esas pequeñas cosas “ como dice Serrat, son las que a veces le dan sentido a la vida, ¿ a que si ¿.
En vista que esto no se arregla y además se esta calentando, debido a la dulzura con lo que lo estoy tocando jajajaja, mejor lo dejo y de ese modo le doy tiempo hasta mañana, para que se lo piense y se enfríe y si no siempre me queda la solución de molestar a mi yerno y que le eche un vistazo y me lo arregle.
Besos para todos.                            
                                                                                             
                                                                                                       
¡ QUE DESASTRE¡

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar