domingo, 14 de abril de 2013

Buenas, buenas, buenas.
Tengo buenas noticias.
No, no se ha acabado la crisis, no es eso “lo siento.
La buena noticia es. He conocido un libro, que me comparare mañana, que según dicen leyéndotelo y haciendo lo que dice, se consigue esto que yo tanto busco. El conseguir estar sano, pero sin morir en el intento. Se titula “La encima prodigiosa”, es de un medico Japonés.
Que conste que ni conozco al Japonés, ni tengo ninguna comisión con la venta de dicho libro. Vosotras y vosotros, tenéis la libertad de ir a una librería, ojearlo y si os interesa compararlo, yo lo quiero leer y tratar de hacer caso a las pautas alimenticias e intentar dejar todo eso que perjudica. Si le soy fiel a los consejos, se que tengo que dejar de fumar. Eso que estaba en mi lista de objetivos, que como imaginareis, no lo he conseguido.
Yo en mi próximo, escrito, habiendo leído si no todo, parte, os comentare mi impresión.
De todos modos creo, que daño no hará, el leer siempre es muy bueno. Y no deja de ser una manera de evadirse, de toda la MIERDA que nos rodea.
Pena, penita, pena.
Esta tarde he oído, que la Sra. Pantoja y el resto de los imputados en el caso de Marbella,
Es muy posible que ingresen en prisión.
Lo siento por sus seguidores. Personalmente y no alegrándome le las desgracias ajenas. Me parecería correcto. Pues por mucho menos hay mucha gente en la cárcel. Claro que son gente que no suelen salir en los medios y por ello no cuentan.
Esta Sra. Ahora  según dicen, esta muy delgada, desmejorada y deprimida. Pues mira, esta como muchísimas personas que han estado expulsadas de sus casas, como muchas que tienen a todos sus miembros en paro, sin olvidar que estas personas en la mayoría de los casos, no tienen ninguna salida a corto plazo.
 Con lo cual, no siento ninguna pena (lo siento), pero es así.
 Trato por todos los medios de extraerme de las noticias, lo juro, pero me es muy difícil. Lo malo de todo esto es, que de no conseguirlo pronto, están acabando con mi sentido del humor. Yo antes de entrar en esta porquería de situación en la que vivimos, era una mujer divertida y que siempre tenia algo gracioso que contar. Con esa idea empecé el blog. Pero como se puede notar, me es difícil el bromear y no será porque no le ponga muchísima intención. Tendré que ir a que me hagan una lobotomía y así poder pasar de todas las malas noticias que nos rodean. Por otra parte y si me paro a pensarlo, demasiado bien estoy y continuamente doy gracias por ello. Pues no creo que lo comentara anteriormente, pero mi pequeña Empresa como tantas otras se fue a la m………… y por consecuencia afectada por la hipoteca. Lo que quiere decir, toda una vida de trabajo duro al garete y sin compasión.
Pero doy gracias, por el tiempo que vivimos muy bien, por la oportunidad que ello nos dio de poder darle a mi hija dos carreras en una de las mejores Universidades de España, de todos los viajes, de los regalos que he podido hacer a mis seres queridos y tantas cosas más. Ahora como he dicho, sigo dando gracias, gracias por tener una familia MARAVILLOSA, unas amigas GENIALES y poder subsistir, a pesar de que para la sociedad no existo. Pues las personas a las que se nos quita la casa y que como siempre le sigues debiendo al Banco. Somos proscritas, nuestro nombre es una “alarma”, para cualquier cosa que quieras hacer. Como bien me dijo un día un “jilipollas” del Banco Santander en tono amenazante  (nunca podrán volver  tener ni una tarjeta de credito) y es verdad. Si, no solo eso, es que no puedes tener nada de nada, pasas a ser peor que un delincuente. Ahora entenderéis que me encolerice con los Políticos, que me muera de rabia con las injusticias y que me importe un pito, que gente coma  la Pantoja entre en la cárcel. Al fin y al cabo, todos ellos han robado dinero de todos nosotros. Pues el único pecado que hemos cometido muchos pequeños empresarios, fue el creer que la crisi no sería tan grande como al final ha resultado, y nos negábamos a abandonar eso por lo que tanto habías luchado, nada más que eso. Sin olvidar que para acabar de rematar, el pobre autónomo, no tiene derecho ni a paro, ni a nada, habiendo cotizado toda la vida. “tócate los w”.
Bueno se acabaron las penas, “no hay mal que cien años dure”. Espero estar a tiempo para verlo.
Quiero, deseo y conseguiré, volver a ser YO. Se que puedo, como se que esto se mejorara. No viviremos con el desenfreno anterior, pero volveremos a tener lo necesario para vivir y ser FELICES.
Hoy me habéis conocido un poco más.
Solo espero no haber deprimido a nadie, no era mi intención.
No dejemos que nos hundan y tratemos de ver lo bueno que nos ofrece el día a día.
Un abrazote para todos.   
            
  


2 comentarios:

  1. Hola, pues a mi me haces reír mucho la mayoría de las veces, o sea que sigues siendo alguien alegre, que no te quiten eso por lo menos...yo tuve que cerrar una zapatería este verano, y era el segundo negocio fallido...pero no me puedo quejar, cuando veo los telediarios, pienso que lo mío no ha sido para tanto, pero como tu autónoma y a llorar con todo lo que me quedo...pero mi casa es mía y mi pareja sigue trabajando bien y los niños están bien...asi que busco paginas como estas y me lo paso bien porque se que la gente como yo, no se les podrá quitar el humor, por mucho que lo intenten como bien dice...bueno, ya nos contaras lo del libro...

    ResponderEliminar
  2. Como siempres, gracias por molestarte en escribir.
    Tienes razón, no tienen que poder con nosotros. Son una panda de inutiles, "tan pobres, que por tener solo tienen dinero".

    ResponderEliminar