jueves, 29 de noviembre de 2012

Hoy día verde.

¿ Como ha ido el día?

Espero que bien. Casi es fin de semana de nuevo y como siempre no se donde se han ido los días, no me entero del paso de estos “que miedito”.

Que alguien me diga, que coñ………he tocado para que esto ahora sea negro y con otro tipo de letra, pues lo único que he hecho ha sido coger el movil, leñeeeeeeeeeee. No intentare cambiarlo, no sea que esto empeore.

Hoy os contare, pero no se si lo conté anteriormente, si lo hice perdón. Los miércoles voy a bailar Wollywood, esa especie de mezcla de danza oriental y danza del vientre. Pues bien cual es mi decepción conmigo misma al mirarme en el gran espejo y verme reflejada tratando de moverme con estilo, sensualidad y elegancia. Como imaginareis no lo consigo. Yo que toda mi vida me he creído una mujer amante de todo tipo de música y con ritmo en el cuerpo cual mulata zumbona. Resulta que si, la música me sigue gustando toda, pero en que momento perdí el ritmo, ese ritmo trepidante que invadía mi cuerpo manchego.

¿Será que nunca he tenido ritmo?

¿O que la edad no perdona?

Para que me voy a hacer mala sangre, yo como el alcoyano seguiré erre que erre intentando coger el ritmo e intentar seguir la coreografía sin parecer que me están dando convulsiones. Pues no os lo perdáis pretenden que participe en una de esas cosas que están tan de moda y que no se como se llama, pero que se trata de ir a un centro comercial y que en un momento dado suena una música y sale un montón de gente a bailar todos a la vez  resultando algo improvisado a la vista de los transeúntes que pasan por el lugar. Error, nada de improvisación os lo digo yo que llevo tres meses repitiendo miércoles tras miércoles los pasitos y aun no me los se. Pues cuando llego al final, si consigo hacerlo, recordar el principio otra vez me cuesta. Jolines escrito todavía resulta peor que cuando lo hago jajajaja. A favor de mi frustre con el baile, tengo el espejo de la sala que me hace más delgada, con lo cual al mirarme me veo cual “gacela coja”. Lo veis no todo es malo, siempre se tiene que ver el lado bueno de la situación e intentar colocarme   el día del baile estratégicamente para que no se me vea mucho.

De todos modos y pese a quien pese, no voy a dejar de ser la primera en salir a bailar en cualquier  fiestorro y la ultima en irme. También tengo que confesar que me da igual lo que suene me atrevo con cualquier tipo de música. ¿no me negareis mi valor eh?. Igual te bailo un tango que una muñeira, eso si, a mi manera como Fran Sinatra.

Se me olvidaba, al final logre librarme de mi dolor de cabeza, no se si fue mi poder mental o que me tome un montón de analgésicos (será lo ultimo) creo yo. Pero conseguiré dominar mi mente a favor de mi cuerpo, trabajare también exhaustivamente ese tema.

No diréis que no tengo trabajo y cosas a conseguir.

Quizás por ello no me entero del paso del tiempo.

Sabéis, creo que es mejor así, de esa manera no te da mucho tiempo para pensar en toda la “MIERDA” que continuamente se oye en noticiarios, sobre nuestros ilustres POLITICOS y en donde nos están metiendo por su ineptitud y por no querer dejar la POTRONA. Me ponen, como me ponen.

Demostrado, un rato que pienso y ya me he cabreado.

Acabemos bien el día y os confieso mi terapia de los lunes para empezar bien la semana, que es…….. ver Tu cara me suena, con lo cual yo hago mi sesión de riso terapia hasta el extremo que mi hija me llama y pone el manos libres para oír como me Desc………yo sola y a su vez ellos conmigo. Os lo recomiendo. Estupendo para las saludes.

Como me he enrollado hoy verdad?

  Mi mejor actiación, jajajaja

 

 

1 comentario:

  1. Como te entiendo, yo acabo de volver de zumba y no hay manera que coordine mis piernas con mis brazos y mira que como tu me encanta bailar pero me es imposible....Cuando por fin lo pillo, pasamos a otro paso...eso si me sirve de risoterapia, porque no paro de reirme sola como una tonta...

    ResponderEliminar